LAS ACTIVIDADES EXTRACURRICULARES

¿POR QUÉ LAS ACTIVIDADES EXTRACURRICULARES SON CRUCIALES PARA EL APRENDIZAJE?

 

En este artículo podremos entender como los padres ayudan a sus hijos a distraerse y aprender algo nuevo, que lo podrán aprovechar cuando sean mayores.

Un día cualquiera, durante un verano en pleno apogeo, muchos padres andan buscando todas las maneras posibles de mantener ocupado a su hijo y desean que ellos logren en un futuro cercano el camino hacia el éxito. Las actividades extracurriculares, independientemente de la edad del niño o estudiante, son una gran manera de hacer que esto se haga posible. En lugar de sencillamente dejarlos en casa para que se sienten frente a la televisión, si podemos hacer que ellos tengan interés por una actividad en particular, que participen en un campo de fútbol, clases de natación, o un club de ajedrez, eso puede traer muchos beneficios para ambos, los padres saben que ellos están entretenidos y los hijos se distraen realizando esa actividad. El verano es un momento ideal para esto.

Al igual que los deportes, actuar en un teatro o realizar un concurso de talento, es también una actividad social positiva, ya que permite que muchos niños se reúnan y compartan entre ellos, para llevar a cabo esa actividad.

En esta época del año, hay menos conflictos en cuanto a la programación de actividades y el tiempo que se efectuará, y los estudiantes tienen un montón de tiempo libre para involucrarse en algo divertido durante el verano. Hay muchos beneficios sorprendentes asociados con actividades extracurriculares y (con un poco de adaptación) muchas actividades, pueden después realizarse en conjunto durante el año escolar, lo que lleva a un compromiso durante todo el año.

¿Cuáles son las ventajas a hacer actividades extracurriculares?. Eso depende de las actividades, pero todas ellas ayudan a desarrollar en los niños habilidades valiosas.  Los deportes son una opción maravillosa. Además de ser un montón de diversión, los deportes mejoran la coordinación entre las manos y los ojos, en pocas palabras: habilidades motoras. También hay numerosas ventajas para la salud del estudiante.

Los deportes son un gran ejercicio, pero también enseñan la importancia de mantenerse activo. El ejercicio reduce el estrés y al participar en deportes a una edad temprana puede tener beneficios para la salud que duran toda la vida, la reducción de las tasas de diabetes y enfermedades del corazón. Los deportes también enseñan la cooperación y el trabajo en equipo. Todo esto, construye en el niño habilidades sociales y amistades fuertes que pueden durar muchos años. Tal vez esto es particularmente cierto con los deportes de equipo como el baloncesto, fútbol o béisbol. Sin embargo, incluso los deportes más individuales como la natación pueden tener enormes beneficios sociales: los niños son introducidos a otros niños con intereses similares a medida que practican juntos.

Sin embargo, los deportes no son la única opción extracurricular. También hay el teatro, la música y el arte. Estas son grandes actividades para la mejorar la creatividad en el estudiante. Al igual que los deportes, el actuar en un teatro o participar en un lugar donde el niño vaya poco a poco perdiendo el miedo escénico, es también una actividad social positiva, ya que esto acerca a muchos niños que juntos harán todo lo posible por llevar a cabo esta actividad.

La música puede desarrollar la parte del cerebro asociada con el lenguaje. Esto significa que los niños que están involucrados con la música tienden a tener mejores habilidades verbales, habilidades de lectura más avanzada, y son más propensos a recoger un segundo idioma. El Arte es una actividad maravillosa para los estudiantes porque les desarrolla habilidades visuales-espaciales, por no hablar de una manera de aprender la autoexpresión y reducir el estrés.

Las actividades extracurriculares, independientemente de la actividad, producen muchos beneficios prácticos. Los estudios muestran que los estudiantes que participan en actividades extracurriculares tienden a tener un mejor rendimiento académico, mejor asistencia, y menos problemas de disciplina.

Todas esas actividades enseñan disciplina, responsabilidad, tiempo y habilidades de manejo del estrés, y la autoestima. También está el hecho de que las universidades tienden a impresionarse más por los alumnos que han participado en actividades extracurriculares. Esto demuestra que el estudiante ha utilizado su tiempo libre de una manera productiva, y está mejor preparado para la educación post-secundaria.

A continuación les mencionaremos  7 sugerencias para realizarlas durante el verano:

  1. Obras de Verano: muchos casas de ópera o teatros utilizan miembros de la comunidad para producciones de verano.
  2. Clases de música: no importa qué instrumento y no debe ser difícil encontrar un buen maestro.
  3. Voluntariado: Encontrar una causa para obtener un interés apasionado de que los niños puedan involucrarse.
  4. Clases de canto:el canto es divertido y puede ir de la mano con una producción teatral.
  5. Clases de arte:pasan un relajante aprendizaje de fotografía, sentado en una rueda de arcilla, o dibujar caricaturas.
  6. Clases de natación:la piscina es un gran lugar para pasar el rato de entrenamiento y hacer algunos amigos.
  7. Otros deportes:Existen otras actividades que ellos pueden elegir: baloncesto, tiro con arco, fútbol, kickball, artes marciales, y escalada en roca, sólo para nombrar unos pocos.

En un niño o estudiante no importa cuáles son las actividades con las que él se involucra, lo mejor es empezar desde temprana edad. El estudiante va a desarrollar habilidades para su propio beneficio de una manera más rápida y se acostumbrará a los rigores asociados con esas actividades. Puede ser más difícil de conseguir a un niño involucrado a medida que crezca. Por sus años de adolescencia, los compañeros que ya han participado y tienen un cierto nivel de habilidad. Esto puede hacer que la actividad sea intimidante para un recién llegado que nunca ha realizado esa actividad. A medida que aumenta el nivel de dificultad, ciertas actividades pueden ser más competitivas, también. Los deportes son un excelente ejemplo de esto. Las escuelas pueden tener demasiados estudiantes y no hay suficientes recursos para que todos puedan jugar en un equipo.

Las actividades durante el verano traen numerosos beneficios y pueden durar toda la vida, pero cada uno tiene limitaciones de tiempo. Esta es una de las razones que el verano es el momento ideal para comenzar.

Ahora hacemos la siguiente pregunta: ¿Qué actividades son las más importantes? No hay una respuesta definida. Lo primero que hay que hacer es intentar cosas diferentes y encontrar los que son más interesantes para sus hijos. Si tienen una inclinación natural hacia una determinada actividad, son más proclives a seguir esa dirección sin pensarlo.

Cuando se les presentan una variedad de opciones a los estudiantes, ellos decidirán y podrían encontrar un interés o un talento que no sabían que tenían, mientras que en ellos se logrará un desarrollo de habilidades valiosas, que pueden ayudarlos a lo largo de sus vidas.